Aquí, en primer plano, nuestra conocida alberca del Saurio. Y allí, arriba, a lo lejos, el gran poblado ibérico del Cerro de las Majadas (Peñas de las Horas). Algún día hablaremos de él.