Hoy hemos aprendido mucho más sobre la historia de El Castellar. En concreto, sobre el proceso de compra y construcción del conjunto del castillo y la ermita fortificada, la implicación en el proceso de los habitantes de El Castellar y mucho más.Desde la asociación queremos reconocer la apuesta económica y personal que Mariano Fernández-Bollo y su familia hicieron hace décadas para construir sobre un edificio en ruinas con los criterios de aquella época. Gracias a su hija Elena por la charla tan emotiva que nos ha ofrecido. A su hermano Miguel por todo lo que disfrutó del entorno natural y geológico de El Castellar y al resto de la familia por conservar el conjunto durante tantos años.Porque un pueblo que se llama El Castellar debe conocer el por qué de su nombre. El de hoy ha sido el primero de los capítulos sobre este conjunto monumental. Los siguientes iran a cargo de los especialistas.