Junto al merendero de la Balsa se sitúa la cascada del Pozo Raidor; un salto de seis metros en el río Malezas o El Castellar. Unos metros río abajo se pueden ver las ruinas del batán y del molinete harinero.