Los Gamos dejan ya evidencias en El Castellar de lo bien que han sido acogidos en este paraje bellísimo de la Red Natura 2000.