Es indudable que el paisaje y las vistas desde el mirador natural del Portillo Ramiro son increíbles y que cualquier amante del senderismo debe conocer. No obstante, el estado tan lamentable durante años del vértice geodésico y de un panel de interpretación en esta emblemática cima está fuera de lugar. Ojalá, algún día, las instituciones a las que corresponda, pongan solución.