Una lata de conservas como testigo mudo de una guerra que nunca debio existir.