(De 145 millones de años viajamos hasta la Generación del 98 -año 1912-)

Este rastro de pisadas fuertes y antiguas, nos recuerda al rastro dejado por el transcurso de la vida en los pueblos de la España vaciada, así como la actitud de muchos ante la lucha hacia un futuro mejor.

Y el modo perfecto de expresarlo es mediante una de las poesías españolas más universales al igual que su autor, Antonio Machado.

Caminante no hay camino.

Caminante, son tus huellas

el camino y nada más;

Caminante, no hay camino,

se hace camino al andar.

Al andar se hace camino,

y al volver la vista atrás

se ve la senda que nunca

se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino

sino estelas en la mar.