Cuando la serpiente y la arenisca se funden en El Castellar.